martes, 11 de enero de 2011

"El baile latino es un baile machista donde se hace lo que el hombre diga"

Yosvani junto a una bandera de Cuba
Yosvanis Amador es uno de los profesores más prestigiosos de la ciudad hispalense. De origen cubano,  llegó a España hace ya nueve años. Tras graduarse en su país natal, comenzó a trabajar como director en una importante empresa, labor que alternaba con otras actividades colaterales relacionadas con la danza.

Fue este último motivo el que le trajo a España. Junto a su grupo de baile, Yosvani visitó nuestro país en dos ocasiones seguidas, fue entonces cuando decidió quedarse y probar suerte en el mundo empresarial español. Sus comienzos no fueron fáciles, sin embargo el final de esta apuesta fue acertada pues tras un duro trabajo  como profesor de baile en numerosas academias y locales, hoy Yosvani cuenta con un negocio propio junto a su socio Luis. “El Rumberito”, como así se llama, permite a quien lo visita no sólo disfrutar de los refrescantes mojitos cubanos al son de la música, sino que también anima a su clientela a participar del famoso baile latino. Se ha convertido en uno de los lugares más demandados por la comunidad salsera sevillana y experimenta  actualmente un gran éxito.

Pregunta. ¿ Cómo se inició en la Salsa? ¿Es algo familiar?
Respuesta. No, es una cosa tradicional en Cuba, es como el estilo sevillano aquí. Todo el mundo baila sevillanas y en Cuba casi todos los cubanos bailamos la Salsa. En realidad en Cuba no existe la Salsa como baile se le llama “casino”, pero aquí en la escuela europea no se puede decir esto porque nos estaríamos
refiriendo al juego.

P. ¿ Es algo tradicional entonces?
R. Exacto, mis padres y mis abuelos ya la bailaban. Es una cosa tradicional, todo el mundo baila solo con escuchar la música y el ritmo. Como dicen en Cuba, esto se baila “con un palo y una lata”. Lo que ocurre es que según pasan los años se va bailando diferente por su vertiente en España.

P. ¿Has tenido algún tipo de formación?
R. Sí, estuve en un grupo de danza folclórica lo que me permitió introducirme en otro tipo de ritmos como el afrocubano o bailes típicos cubanos, como el baile campesino, la contradanza y la habanera.

P. ¿Cuánto tiempo lleva en el mundo de la Salsa?
R. Lo que es impartiendo clases casi nueve años, lo que llevo en España.

P. ¿Cómo decidió hacerse profesor?
R. Simplemente por necesidad, los inmigrantes buscamos la manera más rápida de encontrar trabajo para tener dinero para subsistir porque aquí nos cuesta mucho. Comencé a trabajar como camarero en un bar haciendo cocktails y de vez en cuando el dueño del local me pedía que saliera a animar, y a partir de eso empecé a plantearme impartir clases.

P. ¿Ha tenido éxito en sus clases?
R. He tenido mucho éxito, es una de las razones por la que hemos abierto este negocio. Daba clases todos los días, incluso sábados y domingos, aunque tenía mi trabajo de día.

P. Antes de montar este negocio, ¿qué medios tenía para impartir sus clases?
R. Daba clases en distintas academias en Los Remedios, Dos Hermanas, Utrera, Jerez de la Frontera...

P. Con respecto a su negocio actual, “El Rumberito”, ¿cómo surgió la idea?
R. La idea surgió con mi socio Luis que lo conocía de allá y daba clases también. Él llevaba muchos años en España, y fue cuando nos reencontramos aquí cuando nos hicimos muy buenos amigos y un día nos sentamos a hablar y pensamos que para qué ibamos a trabajar para otros locales cuando teníamos la posibilidad de abrir uno. Hicimos un proyecto basado en un estudio de mercado, buscamos locales y aquí estamos. En cuanto al nombre, decidimos ponerle este porque así llamamos cariñosamente a mi hijo, del que es padrino Luis.

Yosvani y su socio Luis en una de las barras de “El Rumberito”
P. ¿Con qué ayudas y socios cuenta?
R. Con un tercer socio, José, que era alumno avanzado mío, le presentamos el proyecto y le gustó. Lo que él hizo fue avalarnos la parte del préstamo. Por supuesto un ciudadano español, porque a nosotros los   inmigrantes...(ríe)

P. ¿Le basta con este negocio para subsistir o trabaja en algo más?
R. Nosotros trabajamos en nuestras cosas y aparte esto porque con los tiempos que corren.... y un negocio recién empezado que sólo tiene un poco más de tres años demasiado estamos aguantando. Se requiere mínimo cinco años para recuperar el dinero invertido.

P. ¿Desde que llegó a España ha conseguido integrarse bien?
R. No he tenido ningún problema, los cubanos tenemos esa coletilla, es como un signo positivo, sabemos relacionarnos muy bien, cosa que a lo mejor no le pasa a otro extranjero.

P. ¿Qué baile es su preferido?
R. Para bailar el casino o la Salsa cubana como se le conoce aquí en Sevilla. Pero el baile que más me gusta es el Guaguanco, un baile típico cubano donde te mueves mucho y se baila muy bien. Lo que pasa es que aquí cuesta mucho enseñarlo, es muy difícil. Es que nosotros los cubanos escuchamos ruido y con ese mismo ruido bailamos.

P. ¿Hay diferencia entre la forma de bailar de la gente latina y la española? ¿Crees que es algo innato?
R. Sin duda es algo innato en nosotros, aquí puede gustar o no, pero a nosotros el baile nos corre por la sangre. Además no solo hay diferencia entre los latinos y los españoles sino que también hay diferencia entre los propios latinos. Cada país latino tiene su forma de bailar. La Bachata y el Merengue son bailes típicos,
pero la Salsa es diferente en los sitios latinos y caribeños. En Europa lo que más se enseña es la Salsa  puertorriqueña.

P. ¿Hay mucha diferencia entre las técnicas de la mujer y del hombre en la Salsa?
R. Sí, el baile latino es un baile machista donde se hace lo que el hombre diga. La mujer tiene que ir donde el hombre la lleve, de un giro a otro, de una figura a otra...

P. ¿Crees que hay algún motivo concreto por el que sus clientes acuden a las clases?
R. Para empezar el 90% de mis clientes son españoles y acuden por el ambiente, por salir en la noche, pasarselo bien, estar en un sitio tranquilo... a veces creen que con el baile pueden ligar más.

P. ¿ Qué significa para usted la salsa?
R. No sólo la Salsa, para mí el baile lo es todo, significa mi vida. Me he criado siempre entre tambores,  música, ruido...con eso me alimento.

P. Y por último, ¿qué planes tiene en mente para su negocio?
R. Que salga todo adelante y siga funcionando bien, que lleguemos a ser uno de los mejores locales latino de Sevilla.

Fuente: Propia





2 comentarios:

Francisco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco dijo...

Conozco ese lugar desde que lo abrieron y la verdad que ha cambiado mucho desde entonces, hay muchos sitios en Sevilla donde se baila salsa cubana y tienen mayor afluencia que "El Rumberito"; este es considerado un poco "antro" entre los bailadores y gente que es muy aficionada a este arte, no tiene muy buena fama a decir verdad, hace poco hubo una intervención policial allí y fué un poco desagradable la experiencia, pero bueno, cada uno es libre de elegir donde bailar y para gustos colores.

Ir arriba